miércoles, 15 de octubre de 2008

La semilla prohibida más grande del mundo


La semilla más grande del mundo tiene forma de nalguitas de mujer y produce la fruta más grande del mundo. Cuelga de la palmera con la hoja más grande del mundo y el pistilo más grande del mundo en forma de pene.

Coco de Mer es el nombre de la semilla que pertenece a la palma del género Lodoicea, endémica protegida y ubicada en las islas Seychelles (cerca de Madagascar), súper exóticas como para unas vacaciones hollywoodenses.

La semilla es una exotiquez total: con forma de cadera femenina, llega pesar unos 14 kilogramos. Se usa para hacer piezas de arte y esculturas. Con Coco de Mer ya no necesitas modelos.



Los marinos del siglo XVII que navegaban el océano Índico llegaban a ver flotando estas nalguitas y ya me imagino lo que podrían pensar:

¡La semilla caída de la Fruta Prohibida del Edén!

La planta de donde germina Coco de Mer es tanto femenina como masculina: tiene la semilla, es decir, la cadera; y el estambre o pistilo, en forma de pene. Se juntan y ¡chan chaan!, sale la fruta y más palmeritas.



Para explicar la sexualidad a los niños, padres y maestros deberían sustituir la teoría de la manguerita y la florecita usando este caso del mundo vegetal.

Con esta idea nació la boutique Coco de Mer en Londres, que vende lencería, lociones, listones, perfumes, aceites, velas, sex toys de diseñador y hasta palas o látigos de cuero, todo eso relacionado con lo erótico de buen gusto.

También puedes encontrar libros, joyería, arte, muebles y accesorios para el hogar. Todo manufacturado con altos índices de calidad, respetando las leyes laborales y la ecología. Muy al estilo The Body Shop (tienda hermana de Coco de Mer), siguiendo la simple teoría del deseo de la fruta prohibida.

Algunos productos que puedes comprar. En la imagen hay un libro titulado Cunt Colouring Book


Hay dos tiendas en Londres y una en Los Angeles

2 comentarios:

Towers, Gabriela dijo...

Insisto en mi punto de "asco, las flores son los aparatos reproductores de las plantas".
No, no me gustan las flores y menos tremendas semillotas como esa, se ve harto grotesca.

La Degetau dijo...

qué sensible.
así que ya saben: towers, la única mujer en esta vida que recibe flores con jeta.
así que ya saben: pueden darme sus flores.